Netshoes alcanza el éxito con baby bommers, generación X y millennials